viernes, 16 de junio de 2017

El Elemento más importante del Tránsito



Aprendemos a transitar desde nuestras primeras horas de vida. Lo hacemos como pasajeros, en brazos de nuestros padres o seres queridos. Más adelante a bordo de un cochecito y damos nuestros primeros pasos de la mano de otra persona hasta que podamos hacerlo solos.

Luego llega la etapa vehicular al mando de un caminador, triciclo, bicicleta u otro. Más adelante en el  tiempo, muchos llegarán a tener a su mando un rodado automotor.

Así transcurre el tránsito en nuestras vidas, y si hay un elemento fundamental para que el mismo sea saludable es el amor y la empatía.

Hablar del amor al prójimo hoy parecería estar circunscripto a ámbitos de la religión, hemos perdido como sociedad el valor afectivo y eso se manifiesta en el tránsito que vivimos todos los días. Ahora, si tomamos conciencia de nuestros actos, pensando en cuánto influyen nuestras acciones en las demás personas que transitan junto a nosotros podríamos mejorarlo considerablemente y hasta estaríamos salvando vidas.

Justamente como vimos, las normas se elaboraron para garantizar una convivencia pacífica en este sistema. Pero ello solo es posible si las cumplimos. Si no lo hacemos, estamos perjudicando a otro pero principalmente a nosotros mismos.

Debemos ser conscientes que hay órdenes, hay prioridades... Debemos dejar de lado el egoísmo.
No exigir que los demás cumplan primero. Hacerlo también nosotros en cada rol.

Porque TODOS hacemos el tránsito y TODOS debemos respetar las normas.

Tratemos entonces de tomar conciencia de estos conceptos y llevémoslos a la práctica

martes, 13 de junio de 2017

Qué es el Tránsito?


El Tránsito es un SISTEMA que está compuesto por tres elementos principales:

*  Las Personas -que deben desplazarse de un lugar a otro-
* El medio de locomoción con el que lo hacen -a pié, en vehículo, etc-
* La vía -lugar físico por donde se realiza el traslado-

Podemos transitar en un espacio privado como puede ser una casa o nuestra vivienda o un espacio público, Ambos pueden ser compartidos con otras personas y eso conlleva a mantener un órden para que todos puedan transitar de forma segura.

Así nacen las Ordenanzas, Códigos o Normas que son las que permiten la sana convivencia y que es importante cumplir. 

Peatones, ciclistas, conductores de automotores, pasajeros compartimos espacios comunes y estamos alcanzados por esas normativas que especifican nuestros derechos y obligaciones. Respetar las mismas es respetarnos a nosotros mismos

El Tránsito es entonces una construcción social que hacemos cotidianamente.
Somos nosotros los protagonistas y los problemas que pueden generarse son originados por nosotros mismos.





Conduciéndonos, reflexiones sobre el tránsito

A partir de hoy relanzamos este espacio dedicado a reflexionar sobre nuestras conductas en el tránsito.

La propuesta es que tomemos conciencia de que el TRANSITO es un SISTEMA que construimos entre TODOS y cada uno de nosotros somos responsables del mismo.

Somos nosotros, las personas, quienes a cada instante nos conducimos de un lado a otro, tanto en lo privado como en lo público, solos, acompañados o a bordo de un vehículo, manejando o de acompañante y cada una de nuestras acciones tienen implicancias sobre el resto de los actores.

Transitar de manera segura y saludable implica respeto, tolerancia y comprensión de las normas del sistema, los deberes y obligaciones que garantizan nuestro derecho a movilizarnos.


En este espacio compartiremos reflexiones sobre el tránsito, conduciéndonos de la mejor manera